Comparte en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Imprimir

Columna

El tercer-primer informe de AMLO

 Alta popularidad, pero menos apasionados.
 Pese a la distribución de recursos, no se siente circulante

David de Guadalupe Guzmán Absalón

San Andrés Tuxtla,ver.- Este primero de septiembre, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, rindió su primer-tercer informe de gobierno, donde realmente siguió la tradición de sus antecesores desde Fox, Calderón y Peña Nieto, quienes omitieron las loas en el Congreso de la Unión, para dictar solamente un discurso que resume, lo que se ha hecho o se ha dicho del gobierno.

Aunque la popularidad del Presidente de la República sigue siendo alta, a pesar de haber bajado un mínimo de porcentaje, lo cierto es que si ha descendido el número de fanáticos que se molestaban por cualquier comentario que se hiciera en contra y ahora solo se concentran en poner una carita sonriente en las publicaciones que para ellos son incomodas.

Cierto es que muchas de las cosas que han realizado como gobierno, son las mismas que la población había querido desde hace mucho tiempo, por ejemplo, que nadie de la federación ganara más que el presidente, aunque parece que para otros poderes eso no ha aplicado, pues lamentablemente,a pesar de las buenas intenciones que pudiera tener el gobierno, estas no han permeado en muchos.

Seguramente en un año, no se verán cambios radicales en el gobierno o en el país, donde la corrupción que ha imperado por mucho tiempo, no se puede cambiar de la noche a la mañana, seguramente para calificar a este gobierno se requiera que concluya, y después se verá si se actuó bien o mal, aunque algunos están pensando en reelegirlo.

Lo cierto es que a nueve meses de haber iniciado el gobierno, aún falta mucho por hacer y las cosas que han realizado se encuentran cuestionadas, lo que se puede ver con la desaparición de programas, que si bien pudieran estar corrompidos por la misma podredumbre política que gobernó el país, también es cierto que no ha habido un reemplazo de estos, que garantice la atención de los que más lo necesitan.

Temas como la economía y la inseguridad, son primordiales para el país, pero estos se encuentran el primero en recesión y el segundo a la alza, pues a pesar de la entrada en vigor de la guardia nacional, ésta no ha logrado contrarrestar los problemas que se viven en algunos puntos del país, como la zona sur de Veracruz, Coatzacoalcos, para ser más específicos, que se tiene un grave problema sobre el tema.

La población y sobre todo en las zonas donde se conoce que ha imperado la inseguridad, siguen pensando que esta no hadisminuido en lo más mínimo y por el contrario, se ha incrementado considerablemente, lo que ha provocado que cientos de negocios cierren sus puertas, por las constantes amenazas que se tienen día a día.

Cierto que no es fácil, pero no se ve aún la estrategia que se aplicará para combatirla, pues se ha constatado que la llegada de la guardia nacional, no es la solución al problema, pues deben aplicarse más acciones para hacer frente a este grave flagelo de la sociedad actual, que se encuentra impedida de poder actuar.

En cuanto a la economía, a pesar de los recursos que se han bajado a través de algunos programas, esto no ha permeado en toda la población, pues aún se siente la baja de los mismos, ya que el circulante en las calles no es el que podrían considerar los pobladores de todas las regiones del país.

El mal enfoque de los programas y la falta de supervisión de los mismos, son las causas que algunos programas como las becas, que llegan a los jóvenes en vez de emplearlas para el apoyo que se da para continuar sus estudios, presumen más el recurso para comprarse celulares u otros artículos que no les sirven o en algunos casos para comprar licor y derrocharlo en eso.

Que decir de programas como Sembrando Vida, donde la población ha empezado a talar las montañas, para incluirse en ese programa que da casi cinco mil pesos y no los 700 que se emplean para pago de servicios ambientales, que son de conservación de la vegetación, por lo que al derribar árboles, atentan contra el ecosistema.

Tal vez es muy pronto para decir si el gobierno va bien o no, pero lo que sí es cierto, es que urge que las autoridades, hagan un alto en el camino y se concentren en recomponer lo que está mal y mejorar lo que sí funciona, para de esta forma hacer de México lo que se quiere un país que sea competitivo con otros puntos del planeta.

 

Comparte en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario